Menú

¿Quién es la oveja perdida?

Los niños toman turnos siendo ovejas perdidas mientras los pastores tratan de adivinar quien está perdido del rebaño.

TEMAS:

Oveja, parábolas, pastor, Perdido

MATERIALES:

Sábana vieja y blanca
Venda para los ojos
Cinta adhesiva

DURACIÓN:

Aproximadamente 10 minutos

¿Quién es la oveja perdida?

PREPARACIÓN:

Use cinta adhesiva para crear un cuadrado grande en el piso como de 6 pies en cada lado. Talvez va a necesitar un cuadrado más grande si tiene más niños en el salón. Todos menos dos de los niños van a necesitar estar adentro del cuadrado con un poco de lugar para moverse.  

LO QUE VA A HACER USTED:

Primero va a escoger un niño para ser el pastor. Todos los demás niños van a pararse adentro del cuadrado y van a actuar como si son ovejas moviéndose constantemente y diciendo, “baa, baa, baa.” Luego ponga una venda encima de los ojos del pastor. Lo siguiente que va a hacer es que va a escoger a una de las ovejas de adentro del cuadrado y luego van a moverse a otra área del salón. Cúbrelos con la sábana y este niño va a ser la oveja perdida.

Luego quítale la venda y deja que el pastor adivine cual niño está perdido por medio de ver a los niños que sobran (ovejas) adentro del cuadrado. Recuerda que las ovejas adentro del cuadrado deben estar moviéndose constantemente diciendo “baa, baa, baa” para confundir al pastor.

Cuando el pastor identifica correctamente a la oveja perdida, ese niño va a ser el pastor. Escoge a otros niños para ser la oveja perdida debajo de la sábana. Continúe hasta que todos han tenido una oportunidad para ser un pastor o hasta que ya no haya tiempo.

LO QUE VA A DECIR USTED:

Estar perdido de verdad puede ser algo de susto, pero Jesús le dijo a la gente en una parábola acerca de un pastor que tenía 100 ovejas y una estaba perdida. El fue a buscarlo y cuando la encontró, se regocijó bastante. Un buen pastor conoce a sus ovejas y los va a buscar cuando están perdidos. Jesús también dice, “Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen, así como el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas. Juan 10:14-15.

¿Quién es nuestro Buen Pastor? (Jesús)

Así es, es Jesús. Porque El es nuestro Buen Pastor, nosotros no debemos tener miedo de estar perdidos.