Menú

¿No hay paso?

Jesús puede restorar la abertura entre hombre y DIos, que es creado por el pecado.

TEMAS:

Perdón, Jesús, Pecado

MATERIALES:

Dos toallas
Silla 

DURACIÓN:

Aproximadamente 10 minutos

¿No Hay Paso?

LO QUE VA A HACER USTED:

Ponga las dos toallas en el piso y pongalos de un lado a otro. Ponga la silla en un lado de la toalla y deje que los niños se sienten al otro lado.

LO QUE VA A DECIR USTED:

Antes de que el pecado entrara al mundo, Dios iba a estar en el jardín de Eden con Adán y Eva. Ellos podían caminar y hablar con Dios. Pero un día, algo terrible pasó. El pecado entró al mundo. Pecar significa hacer algo malo en vez de hacer lo que es bueno.

Separe las toallas; lo más lejos posible. Lo que tenían ellos con Dios ya estaba roto por el pecado. La gente ya no podía estar con Dios directamente. Es como un puente que es destruido. Fué un día muy triste. Había un enorme hoyo entre Dios y hombre. No había manera de poder regresar a Dios. Estamos puestos en un lado y Dios está hasta ayá. ¿Que podemos hacer?

Pero afortunadamente, Dios nos ama tanto que El hizo algo para que podríamos ir al cielo. La gente muere por que hay pecado. Dios odia el pecado, pero el nos ama a nosotros. Dios mandó a su único hijo Jesús para ayudarnos. Jesús tomó nuestro castigo aunque El no hizo nada malo. Cuando le pedimos a Jesús que nos perdone, el puede restorar nuestra relación con Dios. Jesús es el único que nos puede cargar al otro lado del puente, el cual fué creado cuando el pecado entró al mundo.