Menú

El manual del dueño

Todos podemos aprender una o dos cosas del manual del dueño

TEMAS:

La Palabra de Dios 

DURACIÓN:

Approximadamente 10 minutos

Una vez había un hombre llamado Miguel. Un cierto día Miguel estaba muy emocionado, este era el día en el que iba a recibir su nuevo carro. Miguel nunca habia tenido un carro pero sabía que le ayudaría en varias formas. Miguel trabajó mucho para comprar este carro. El ahorró su dinero por muchos años.

auto

El momento finalmente llegó. El hombre que venía a entregarle el auto llegó con el brillante y nuevo carro. Miguel estaba muy emocionado!

El hombre le pregunto, “¿Quiere que le enseñe como sireven algunas cosas en su carro?”

Miguel respondió, “No, está bien, creo que puedo aprender solo como sirve todo, pero gracias de todas formas.”

El hombre le dijo, “Bueno, pero si encuentras que necesitas ayuda, el manual del dueño está en el carro. El hombre le entregó las llaves a Miguel, le desceó buena suerte y se fué.

Miguel corrió hacia el carro emocionado y jaló la puerta, pero no se abrió. Miguel pensó que eso era raro, ya que el carro en la ajencia de carros la puerta se abría. Miguel caminó alrededor del carro viendo por las ventanas y pensando que los sillones se veían muy suaves. En ese tiempo, Ferndando, el amigo de Miguel vino.

Fernando dijo, “Lindo auto, pero ¿porque lo estás viendo por afuera?”

Miguel le dijo, “Acabo de comprar el carro y las puertas están atoradas.”

Fernando se rió y dijo, “¿Atorada? ¿Le quitaste el seguro?”

Miguel contestó apensdo, “Pues, no todavía no, pero apenas lo iba a hacer.”

Miguel metió una llave en el seguro en la puerta, pero sin importar que tan fuerte le daba vuelat, no se abría.

Fernando le dijo, “Mejor ten cuidado o vas a rompér la llave. Esa llave es para empezar el carro. Trata con la otra llave.”

Rápidamente Miguel contestó, “Apenas iba a hacer eso.”

Finalmente Miguel pudo abrir la puerta y se sentó en la silla del conductor. Miguel respiró profundamente y dijo, “No te gusta el olor de carro nuevo?”

Fernando dijo, “Si es un buen olor. Veamos como se escucha la radio.”

Después de vario intentos, y con la guía de Fernando, Miguel finalmente pudo prender la radio. Miguel dijo, “Ay, que bien, Me dieron una radio en la que se escucha la estación equivocada y casi ni se escucha!”

Fernando se estaba desesperando y dijo, “Miguel, empujas estos botones para cambiar la estación y le das vuelta a esta cosa para subir o bajar el volumen. ¿Todavía no has leído el manual del dueño? Eso fué la primera cosa que yo hice cuando compré mi carro.”

Miguel respondió, “No, todavía no, He estado demaciado ocuado, pero algún día pronto lo leeré. ¡Ahora solo quiero manejar esta hermosura!”

Fernando le advirtió, “Ten cuidado Miguel y por favor usa tu cinturón de seguridad.”

Miguel preguntó, “Oye Fernando, ¿crees que me puedes ayudar con el cinturón?

Fernando fué al otro lado del carro para ayudarle a ajustar el cinturón y le advirtió, “Espero que sepas lo que estás haciendo.”

Con eso, Miguel puso el carro en reversa.

Sorprendiendo a Miguel, el carro siguió en reversa, Miguel le dió vuelta al volante y apretó botones, pero el carro se siguió llendo para atrás. Con mucho horror, Fernando vio que Miguel se estampó su nuevo carro en un árbol. El carro ya no servía.

Fernando corrió hacia Miguel y preguntó, “¿Porque no paraste?”

Miguel contesto lentamente, “No supe como...”

Muchas personas van por la vida sin ver el ‘manual del dueño’ que Dios nos da. Este manual , la Biblia, nos puede ayudar a tener una vida mas rica y llena en muchas formas. Es sabio leer la Biblia seguido y seguir las reglas que Dios nos da. Muchos están afuera tratando de ver hacia adentro, igual que Miguel cuando estaba tratando de abrir la puerta. Las personas tratan varias diferentes llaves y métodos para entrar al cielo pero Jesús nos dijo que el es el único camino. Debemos confiar en Dios y pedirle perdón por las cosas malas que hemos hecho. Despues de eso debemos leer la Biblia y orar a Dios, si hacemos eso podemos tener una vida mas feliz!