Menú

Sé agradecido

Los niños van a hacer una flor hermosa para recordarles que deben ser agradecidos por lo que hace Dios.

TEMAS:

Bendiciones, Día de acción de gracias, Gratitud, Preocupación

MATERIALES:

Cartulina de color verde claro
Pintura tempera (varios colores)
Platos de papel,
Hojas de palabras Haga clic aquí
Esponjas (ejemplos) Haga clic aguí
Camisas viejas de mangas cortas con botones para pintar
Crayones o marcadores de colores
Pegamento, tijeras (opcional)

DURACIÓN:

Aproximadamente 20 minutos

PREPARATION:

Antes de que empiece la clase, va a cortar las esponjas en figuras de pétalos y un círculo para el centro de la flor. Imprima suficientes hojas de palabras con la frase "No te preocupes, sé agradecido.” El versículo de la Biblia también debe ser copiado para que cada niño tenga una copia. Los niños pueden cortar las palabras y el versículo y los pueden pegar en su trabajo manual o los pueden escribir directamente en la cartulina. Prepare un lugar para pintar, use toallas viejas para limpiar, etc. 

LO QUE VA A HACER USTED:

Los niños van a colorear la frase “No te preocupes, sé agradecido,” luego va a cortarlo y lo van a poner encima de la cartulina verde. Luego va a cortar y pegar el versículo en la parte de abajo de la cartulina.

Cada niño va a ponerse una camisa para pintar y van a ir al lugar que fue asignado. Asegúrese de que cada plato tenga un color. Dígales a los niños que las esponjas deben quedarse en los platos. Primero, van a estampar el centro de la flor, el cual está en el centro de la cartulina verde. Luego van a escoger el color que quieren para su flor y luego van a estampar los pétalos en la cartulina alrededor del centro de la flor. Después de que se seque la flor, ellos pueden escribir en los pétalos, las cosas por las cuales son agradecidos.

También puede hacer un campo de flores para poner encima de la mesa o en el piso del salón o en la pared. Cada niño puede hacer más de una flor y puede marcar cada flor con sólo una cosa por la cual son agradecidos. Luego que pongan las flores en las áreas designadas para ver cómo Dios ha vestido al campo con tanto esplendor.

Si es demasiado difícil pintar con los niños más pequeños (o si no hay suficiente tiempo para hacerlo), corte el centro de las flores y los pétalos en el papel de construcción. Luego los niños pueden pegarlos en la cartulina. Va a ser bonito, pero sin la aventura y la suciedad.

LO QUE VA A DECIR USTED:

Busquen a Mateo 6:25-34 durante el tiempo de manualidades. Ahora es un buen tiempo para meter algo de enseñanza. Dios cuida de nosotros en maneras espléndidas. A veces nos olvidamos de la belleza y la majestad que Él ha preparado para nosotros. Tome tiempo para ver las cosas que Dios nos ha dado para disfrutar. Tenemos un Dios que cuida de las cosas pequeñas. Debemos recordar que Él nos quiere y que Él va a cuidar de nosotros y de cada necesidad que tengamos.