Menú

El poder del perdón

La historia de José, el juego roto y el poder del pecado. (Una obra para uno o dose.)

TEMAS:

Perdón, José 

MATERIALES:

1 marioneta o puedes contra la historia usando dos voces diferentes
Folleto de Obras [PDF] Haga click aquí

DURACIÓN:

Approximadamente 8 minutos

colorful coat

Persona: Que te pasa Claudio, te vez un poco enojado.
   
Claudio: Humph, no estoy muy contento ahora.
   
Persona: Pues, cuéntame que te pasó que te hizo tan infeliz.
   
Claudio: Ayer Pablo vino a mi casa para jugar con mi nuevo Play Station. Era nuevo y lo raspó y ahora ya no sirve.
   
Persona: Pues, eso es muy desafortunado, pero me imagino que Pablo no quiso hacer eso.
   
Claudio: Pues, si, me dijo que fué un accidente y que lo sentía…pero no puedo perdonarlo, era mi juego favorito.
   
Persona: Sabes, eso me recuerda a una historia en la Biblia.
   
Claudio: ¿Mi juego te recuerda a una historia en la Biblia?
   
Persona: No, la parte del perdón.
   
Claudio: ¡Oh!
   
Persona: Esta historia es de un chavo jóven que era muy especial en los ojos de su padre.
   
Claudio: Daniel era especial.
   
Persona: Eso es verdad, pero esta historia es sobre José, uno de los 12 hijos de Jacob. Jacob amaba a José tanto que le regaló una tunica de muchos colores.
   
Claudio: Me imagino que era hermoso.
   
Persona: Lo era, y José amaba su túnica mucho. Pero sus once hermanos se pusieron celosos. Ellos no recibieron una túnica Hermosa.
   
Claudio: ¿Y que hicieron?
   
Persona: Lo que hicieron fué muy cruel. Primero pusieron a José en un poso profundo para morir, pero despues decidieron venderlo a unos mercaderon que viajaban a Egipto.
   
Claudio: Me imagino que José estaba muy enojado.
   
Persona: Si lo estaba al principio, como tu lo estas ahora, pero el también amaba a Dios.
   
Claudio: ¿Y que pasó?
   
Persona: José se hizo comodo en Egipto y ese lugar se convirtió en su hogar y no pasó mucho tiempo antes de que el se volvió una persona importante en Egipto. Un día Dios le dijo en un sueño que habría siete años de hambre.
   
Claudio: Wow! Eso es mucho tiempo, todos se morirán de hambre.
   
Persona: Si, pero Faraón era muy sabio. El dejó que José se preparara para ese tiempo. José guardaba mucha comida para que pudieran comerlo años despues. Finalmente el hambre llegó, y los hermanos de José se quedaron sin comida...
   
Claudio: ...Y trataron de que José les diera comida?
   
Persona: Si
   
Claudio: Pero José todavía estaba enojado y no les dió comida. Vayanse, les dijo, y mueranse de hambre…
   
Persona: Esperate Claudio. (tapa la boca con la mano), eso no es lo que pasó. El los perdonó y les dió comida porque el se dió cuenta de que Dios había planeado todo esto. Por sus hemanos, José fué a Egipto y pudo salvarlos a todos. Ves, Dios sabe lo que es major para nosotros aun cuando nosotros no lo sabemos. Y cuando aprendemos a perdonar en nuestros corazones, El puede hacer cosas grandes para nosotros.
   
Claudio: Supongo que José hizo lo correcto en perdonar a sus hermano. Mejor debo perdonar a Pablo. Talvez entonces Dios me pueda ayudar a ganar los niveles de mi juego.
   
Persona: Pues, no estoy diciendo eso exactamente, pero igual, es un buen empiezo en perdonar a Pablo.
   
Claudio: Si, es mi mejor amigo.