Menú

Sugerencias para Memorizar

Debajo tenemos varias ideas diferentes que usted puede usar en su clase de escuela dominical para ayudarles a los niños a divertirse mientras practican sus versículos bíblicos semanales.

Alrededor nos vamos
Los niños van a sentarse en una línea o en un círculo (no importa lo que escojas pero tienen que estar en orden.) Escriba el versículo en el pizarrón y después de practicarlo varias veces, usted lo va a remover. Escoja a un niño para empezar y cada niño va a tener una palabra en el versículo y si cualquier niño que no sepa su palabra va a hacer que todos empiecen de nuevo. Si tiene más palabras que niños, entonces van a seguir diciendo el versículo hasta que lo hayan terminado. Por Bryce Klaput, Coast Community Church .

Lee y memoriza
Los niños van a seguir mientras usted lee el versículo y luego va a pedirles a los voluntarios que tomen turnos leyendo el versículo en sus propias Biblias. Los niños luego van a cerrar sus Biblias y van a recitarlo de memoria.

Palabras que faltan
Juntos lean el versículo varias veces y luego va a escribir el versículo en el pizarrón. Van a decir el versículo y usted va a borra uno o dos palabras y luego van a decir el versículo de nuevo. Continúen de esa manera hasta que todas las palabras han sido borradas.

Versículo bíblico con Colgados
Puede jugar el juego “colgados” con versículos muy cortos. Después de que uno de los niños puede decir el versículo correctamente, todos van a buscar el versículo en sus propias Biblias.

Las cuatro preguntas
Los niños van a buscar el versículo en sus Biblias y luego van a practicarlo varias veces. Van a cerrar sus Biblias y tienen que preguntar, ¿quién? ¿qué? ¿por qué? y ¿cuando?

Atrapen a ese versículo
Va a necesitar una pelota suave o un par de calcetas enrolladas. Los niños van a buscar el versículo en sus Biblias y lo van a leer varias veces. Luego van a formar un círculo y le va a darle a un niño la pelota. El niño que lo atrapa tiene que decir el versículo y ese niño tiene que aventarlo a la siguiente persona y esa persona tiene que decir el versículo. Repitan esto bastantes veces para que todos tengan la oportunidad de decir el versículo.

Aquí viene mi parte
Los niños van a sentarse en un círculo y usted va a decir un nombre. Ese niño va a decir la primera parte del versículo. El niño a su izquierda debe decir la segunda parte del versículo y el niño a su izquierda debe decir la referencia. El proceso incluye a por los menos tres niños. Hagan esto varias veces para que todos tengan la oportunidad de decir una parte del versículo.

Lee, memoriza, y hablen
Los niños van a encontrar el versículo en sus Biblias y lo van a leer varias veces en voz alta. Luego van a cerrar sus ojos y van a tratar de decirlo de nuevo y hablen acerca del significado del versículo.

Revueltos
Dale a cada niño un pedazo de papel con el versículo revuelto. Los niños tienen que descifrar el versículo y tienen que escribirlo correctamente. Puede dar regalitos a los que lo hacen correctamente.

Símbolos de versículos (Bueno para el preescolar)
Para ayudarles a memorizar el versículo, use símbolos con sus manos para ciertas palabras o frases. Por ejemplo, los dedos caminando en sus palmas pueden simbolizar a las ovejas, si cubre su oreja para escuchar, sus manos sobre la boca para la voz, etc. Después de decir el versículo varias veces con los símbolos, puede ver que tan bien aprendieron los niños a decir el versículo con los símbolos a solas y mientras usted los observa.

Canta el versículo (Bueno para el preescolar)
Digan el versículo en voz alta varias veces y luego los niños pueden cantarle a Dios el versículo para darle alabanza y para mostrar su gratitud.

Equipos revueltos
Antes de empezar la clase va a escribir cada palabra del versículo en una tarjeta de índice diferente. Digan el versículo juntos como un grupo y luego va a dividir a los niños en dos equipos. Van a tener una carrera para ver cual equipo puede poner el versículo en orden más rápidamente.

Versículo de memoria musical
Para esta actividad va a necesitar usar un tocador de discos de compacto (CD), un disco de compacto (CD) y un par de calcetas enrolladas. Los niños van a pararse en un círculo. Va a instruirles a que avienten las calcetas mientras que escuchan la música. Cuando haya terminado la música, el niño que tiene las calcetas tiene que decir el versículo.

Lee, escribe y dibuja
Los niños van a buscar el versículo en sus Biblias. Léanlo varias veces y luego ellos van a copiarlo en un pedazo de papel. Debajo del versículo, ellos van a dibujar un dibujo acerca del versículo.

De ida y vuelta
Divida a los niños en dos grupos. Los dos grupos van a estar en lados opuestos del salón. Van a tomar turnos para recitar el versículo como un grupo. Cuando el primer grupo termina, el segundo grupo debe empezar a recitar el versículo y van a recitar el versículo de esta manera varias veces.

Círculo de los libros de la Biblia
Los niños van a sentarse en un círculo y va a seleccionar a un niño que empiece el juego. Ese niño debe decir el primer libro de la Biblia y la sigue la persona a la derecha y esa persona tiene que decir el siguiente libro y siguen de esta manera. Instrúyales que si ellos no saben el siguiente libro, tienen la opción de pasarlo a la siguiente persona. También puede usar un cronómetro para ver si lo pueden hacer más rápido. Puede también retarles a hacerlo más rápidamente. El niño que termina puede empezar la siguiente ronda.

Necesita más ideas: Haga clic aquí (membrecía es requerida)