Menú

El buen pastor y el lobo

¿Puede el buen pastor atrapar al lobo para salvar a la oveja?

TEMAS:

Animales, Oveja, Pastor de ovejas, Protección

MATERIALES:

Nada

DURACIÓN:

Aproximadamente 12 minutos

El buen pastor y el lobo

LO QUE VA A HACER USTED:

Empieza por medio de escoger a un niño para que sea el primer “lobo”. Los demás va a ponerse en un círculo grande y va a estar separados por sus brazos y luego se van a sentar. Todos los niños que están en el círculo son las “ovejas”, y con la excepción de uno, el lobo va a escoger a un “pastor”.

El lobo empieza a caminar alrededor del círculo y mientras hace esto, va a tocar a cabeza a los hombres de cada niño diciendo “oveja”. El lobo puede decir “oveja” cuantas veces quiera, pero si tiene que decidir quien va a ser el “pastor”.

Cuando oigan eso, el pastor debe pararse y deben perseguir al lobo. El lobo trata de regresar al lugar vacío antes de que pastor lo toca. Si el lobo llega a l lugar vacío, el pastor entonces es el siguiente lobo. Si el pastor toca al lobo, el pastor puede regresar a su lugar y el lobo trata de nuevo.

Continúen a jugar hasta que la mayoría de los niños han tenido una oportunidad de ser el lobo o el pastor. Si el lobo no puede llegar al lugar vacío después de dos veces, deje que otra persona sea el lobo.

(Para que sea más fácil para saber quien no ha tenido una oportunidad, haga que los ganadores se paren para que el lobo solo escoja a los que están sentados.)

LO QUE VA A DECIR USTED:

Vamos a jugar un juego llamado “El buen pastor y la oveja.” Jesús dice, “yo soy el buen pastor y el pastor das u vida la oveja.” Jesús está diciendo que nosotros somos como la oveja y que El es el que nos salva. ¿No creen que es bueno saber que Jesús es nuestro pastor?

Las ovejas dependen en el pastor para mantenerlos a salvos. Van a haber lobos que quieren atrapar a una oveja pequeña, pero el pastor siempre está cuidado a las ovejas. Cuando el ve a un lobo, ¿qué es lo que hace el pastor? Lo corretea. En nuestro juego, vamos a ver si el lobo puede escapar del buen pastor.